Mi mirada de Cambia el Chip

Hace unos meses impartí el taller “Te atreves a reinventar tu empresa” dentro del VI Encuentro Interamericano de Coaches y Líderes, fueron talleres simultáneos así que conversando con otro tallerista que estaba a la misma hora que yo compartimos contenido, al concluir me preguntó si quería saber lo que observó después de escucharme, por supuesto le contesté y me dijo: “percibo Esperanza”. Leer este libro justo me generó la sensación de que “la esperanza de cambio es posible”.

Chip & Dan Heath en su libro  Cambia el Chip nos comparten un marco de trabajo para cambios exitosos “Para cambiar el comportamiento hay que dirigir al Jinete, motivar al Elefante y allanar el camino”, mencionan. Donde el Jinete es la parte racional, planeadora, pensante, analítica. El Elefante nuestras emociones, sentimientos, la energía que nos ayuda a movernos. El camino, la dirección de hacia dónde vas o quieres ir.

A continuación te presento algunas aplicaciones prácticas del libro que me han tocado y que me gustaría compartir:

Identificar las excepciones. Se refiere a observar lo que esta yendo bien e intentar replicarlo. Por ejemplo si tienes líderes con fama de supervisar demasiado al grado de agobiar al equipo, y uno de estos líderes destaca por su lado humano alcanzando resultados sin “agobiar”, observa e identifica que está haciendo diferente para intentar clonar sus acciones.

 

 

Descubrir el sentimiento. ¿Cuántas veces has intentado impulsar un cambio evidenciando el problema con gráficos o indicadores?, la situación problemática emerge reunión tras reunión sin llegar a la acción; resulta entonces que la información no es suficiente para impulsar el cambio deseado, “el conocimiento no cambia el comportamiento”, el reto es lograr tocar la emoción, que genere la motivación para actuar y cuando la descubras se encontrarán los medios para actuar.

Reducir la dimensión del cambio. ¿Cuántas veces evitamos aquello que no queremos hacer? En casa por ejemplo lavar el baño agh!, en la oficina umh!: ¿Con qué procrastinas?; la recomendación es fragmentar la tarea que se te dificulta realizar; iniciar usualmente es lo más complicado, sin embargo si le dedicas 5 minutos es probable que no puedas parar hasta terminarla. Si lo piensas podrías obtener pequeñas victorias, las cuales generarán la energía para emocionarte y continuar.

Modificar el entorno.Muchas veces lo que parece pereza, en realidad es agotamiento; y lo que parece resistencia es falta de claridad”. La tendencia a atribuir el comportamiento de las personas a su forma de ser en lugar de la situación en la que se encuentran se conoce como error de atribución. Cuando la situación cambia, el comportamiento también, así que habrá que buscar cambiar la situación. Puedes apoyarte en la fuerza del grupo – el comportamiento es contagioso –  invítalos a compartir y ejecutar ideas sobre lo que quieren que sea su entorno para que empiecen a pasar cosas.

Cambia el Chip es un libro que me ha parecido fascinante, tiene ejemplos de casos que clarifican cada tema, hace referencia a autores y temas actuales, cruza la información: lo que se explica en un capítulo se refuerza en otro, y principalmente enmarca el hecho de que no necesitas muchos recursos y/o autoridad estructural para lograr un cambio.

Si estás buscando un cambio personal y/o organizacional te lo recomiendo, y cierro con estas citas: “Para que algo cambie, alguien tiene que empezar a actuar de forma diferente”. “Los pequeños cambios pueden acabar sumándose y convirtiéndose en grandes cambios”.

Vianey Armenta
@vianeyarmentae

El aprendizaje es fuente de cambio,  para propiciarlo hay que empezar por uno mismo.

2017-08-18T15:49:05+00:0018 August, 2017|Innovación, Liderazgo, Softskills|0 Comments

Leave A Comment